dimecres, 26 d’abril de 2017

'Adelgaza para siempre' - Ángela Quintas


Debo admitir que un servidor llegó a pesar una vez 100 kilos, algo que sinceramente me producía molestias. Corría el año 1993. Por prescripción facultativa tuve que hacer algo. La eterna suma de dieta más deporte obró milagros en mi cuerpo, y con veinticinco años comencé un régimen que un año después me hizo dejar treinta de aquellos kilos por el camino.

Me casé tres años después pesando sesenta y ocho kilos, y aunque los primeros años de casado hicieron que recuperara diez de aquellos treinta kilos que había perdido a día de hoy, diez y nueve años después de mi boda, vuelvo a pesar setenta kilos.

Y ¿Gracias a qué? ¿Cómo se obró el milagro? ¿Tuve que vender mi alma al diablo para ello?

De ninguna manera. Simplemente me ceñí a una dieta en donde me nutrí en vez de alimentarme, mezclé de la mejor manera los nutrientes ingeridos, obvié el alcohol, comía frecuentemente, me levantaba por las mañanas listo a desayunar (esto es algo que siempre hice) practicaba deporte después de haber ingerido alimento, casi siempre merendaba antes de salir a correr por la noche, hacer bicicleta estática o cualquier otro ejercicio en suelo, pasé de los zumos de fruta y opté por la fruta propiamente dicha y por supuesto bajé las cantidades de alimento ingerido y me olvidé para siempre de los litros y litros de gaseosa que bebía a todas horas.

A día de hoy como de todo, desde col kale, hasta lentejas con arroz, aunque sin el chorrito de vinagre que nuestras abuelas nos echaban, aunque sí intento comer una naranja de postre tras un buen plato de lentejas con arroz (cuando leáis el libro entenderéis esta frase) pasando por unas torrijas (caseras por supuesto) que tengo entre manos ahora mismo junto a un té con leche o una ensalada con atún que comí este mediodía.

En definitiva, tanta perorata era simplemente para advertir primero y asegurar después, que Adelgaza para siempre el nuevo libro de la química Ángela Quintas no es un libro de cocina, en él no aparece ni una sola receta, es más un libro sobre química, basado en las reacciones bioquímicas que se producen en nuestro organismo y señores, lo que en él explica tiene a un servidor como máximo exponente de ello.

Y si os preguntáis qué hizo de bueno el libro a día de hoy en mi persona, la respuesta es bien sencilla, hace unos meses que mi cuerpo andaba agotado, por todo, por la vida en general, pero por el trabajo en particular y tras la lectura de Adelgaza para siempre por mi alimentación. Dejé de lado las proteínas por cosas de la vida y tras volver a ellas a día de hoy no solo me canso menos en mis partidos de bádminton semanales sino que incluso gano partidos que hace unas semanas hubiera perdido, encaro con más energía mis visitas a la sala de musculación y cada día bajo el tiempo en mis carreras de los lunes cansándome menos.

Adelgaza para siempre no solo enseña, sino que ánima y sobre todo funciona.

En él encontraremos consejos básicos para reducir nuestra insulina en sangre, concepto básico para mantener el hambre a raya, un listado de alimentos con su índice glucémico, imprescindible para controlar la insulina, las fórmulas para saber el porcentaje de grasa en nuestro cuerpo y para conocer nuestro metabolismo basal, el gasto energético que necesita nuestro cuerpo en estado de reposo, y las cinco reglas que no deberemos saltarnos para conseguir mantener el peso. Por supuesto hay lugar también para los excesos, siempre y cuando estos no sean diarios y para el dulce, algo que a nadie amarga, como bien reza el dicho, pero siempre éste debe ser de la mejor calidad posible, olvidémonos de los alimentos procesados para siempre.

Sinceramente creemos que Adelgaza para siempre es el mejor libro escrito sobre un tema tan delicado, el adelgazar, y basándose en las buenas prácticas alimenticias consigue resultados tanto visibles, perder kilos se nota, como invisibles, encontrarse mejor es el gran premio de esforzarse en seguir una dieta un tiempo, después de remar con toda nuestra alma, el barco navegará solo con el impulso.

Debería ser de lectura obligada en los colegios hoy día, cuando la obesidad es un problema entre los niños españoles dado sus malos hábitos de consumo, y su nulo ejercicio físico, en mi época a la salida del colegio no solo esperaba un buen bocadillo de pan de la mejor calidad (hidratos) si no que éste venía lleno de un embutido (proteínas) y tras él nos esperaba una buena dosis de ejercicio jugando al fútbol, corriendo y sudando o yendo en bicicleta por el barrio. Lo que no hacíamos era comer una pieza de bollería industrial y quedarnos sentados en un sofá jugando con la Play o enganchados a nuestro teléfono.

SALVA G.

Título: Ángela Quintas
Título: Adelgaza para siempre
Editorial: Planeta
Edición: 1ª edición, enero de 2017
Número de páginas: 285 pp.
I.S.B.N. 978-84-08-16518-7

dijous, 20 d’abril de 2017

'Enviada especial' - Jean Echenoz

  

Tras sus últimas obras, Ravel (2006), Correr (2008) y Relámpagos (2010), basadas todas ellas en personajes reales, el músico francés Ravel, el deportista checo Zátopek y el ingeniero Tesla, su incursión en la novela histórica con 14 (2012) y su último libro de relatos, Capricho de la reina (2014), el francés Jean Echenoz (Orange, 1947) vuelve al punto de partida de su obra literaria, aquella que comenzó a finales de los setenta y que consagró a finales de los ochenta, desde El meridiano de Greenwich (1979) hasta Lago (1989) pasando por Cherokee (1983) que tuvo su versión cinematográfica de la mano de Pascal Ortega, y finalizando con La aventura malaya (1986), Enviada especial (2016) recupera los puntos fuertes del escritor:  multitud de personajes,  extensa y enrevesada trama, diálogos rápidos, humor negro, cinismo, y claros guiños a personajes cinematográficos, en este caso el gran maestro del suspense Alfred Hitchock y a los hermanos Cohen, el primero de ellos con su obra Corresponsal extranjero (1940) y los segundo con una clara alusión a una escena de la mítica El gran Lebowski (1998) que el propio Echenoz desveló en alguna entrevista ofrecida durante la promoción de la novela.

La protagonista de esta nueva historia es Constance, pareja de un mito de la música pop francesa llamado Lou Tausk, a quien el éxito conseguido con la canción “Excessif”, traducida a infinidad de lenguas, se vendió como rosquillas, en Europa, en las tres Américas y en el Extremo Oriente, incluyendo incomprensiblemente Corea del Norte, aunque fuera bajo cuerda y únicamente en las altas esferas del poder, dato este a tener en cuenta para el desarrollo de la novela,  le hizo inmensamente rico.

Constance es el famoso macguffin Hitchockniano de la novela, el autor francés consigue así, convertir algo, casi siempre un objeto,  en alguien, en este caso una mujer, sobre la cual gravita la trama durante toda su extensión.

Todos los personajes de la trama en algún momento tienen su escena cómica, hilarante, e incluso absurda, en algún pasaje del libro aparece ante nosotros el gran P.G. Wodhouse, concretamente sus icónicos personajes Jeeves y Wooster, no tanto pos los acontecimientos, que también, sino más por la voz narrativa, que aunque escrita en tercera persona, interviene constantemente aportando datos y opiniones al texto en muchas ocasiones un tanto cómicas.

Enviada especial se torna en una revisión del género negro, igual que Una aventura malaya lo hizo con el género de aventuras, Echenoz ironiza con ellos porque los venera.

Un general del ejército francés, una pareja de guardaespaldas algo torpes y que caen en los síndromes de Estocolmo y Lima, una peluquera que vive con un antiguo anarquista, un abogado corrupto, un músico exitoso, su pareja de escritura al más puro estilo Bernie Taupin, y unos hechos que poco o nada tienen en común: un secuestro, una conspiración, e incluso un complot contra Corea del Norte.

Situaciones inverosímiles, rozando el surrealismo en muchos casos, hacen de Enviada especial una historia divertida, amena y por momentos tan rocambolesca que dudamos de buen final el cual siempre prevemos como si de un sketch de Monty Python se tratara.

SALVA G.

Título: Enviada especial
Autor: Jean Echenoz
Traducción: Javier Albiñana (Castellano) Anna Casassas (Catalán)
Editorial: Anagrama / Rayo Verde
Edición: 1ª edición, marzo de 2017
Número de páginas: 255 pp. / 256 pp.
I.S.B.N. 978-84-339-7977-3 / 978-84-166-8930-9  

dijous, 6 d’abril de 2017

'La vieja tierra' - Dörte Hansen


La novela que abre la carrera como escritora de la periodista alemana Dörte Hansen (Husum, 1964) tiene como protagonista a una antigua casa sita en una región del norte de Alemania, cerca de Hamburgo, llamada la Vieja Tierra.

O eso es lo que nos hace creer Hansen, desde ese título tan revelador que puso a su novela  La vieja tierra, hasta la foto que acompaña la sinopsis del libro en su contratapa, pasando por esa misma sinopsis.

Pero no nos engañemos. La vieja tierra versa sobre personas, que como diría Adolfo Aristarain, están buscando su lugar en el mundo.

Vera vive en dicha casa. Llegó allí junto a su madre en 1945 como refugiada desde Prusia Oriental. Ida Eckhoff las acogió de mala gana, pero tuvo que claudicar cuando Vera se casó con su hijo. Un hijo recién llegado de la guerra que ya no era el mismo que había partido a ella, tanto físicamente, la contienda le dejó una pronunciada cojera, tanto mentalmente, su mirada perdida día y noche dejaba claro el horror que habían visto sus ojos.

Así Vera se hace con el control de la antigua casa tras la muerte de todos ellos: Ida, su madre y su padrastro.

Años después llega a la casa Anne Hove, sobrina de Vera, y su hijo Leon, una mujer joven que imparte clases de música a niños, reside en Hamburgo, en un barrio elegante donde las madres llevan a sus niños al parque en cochecitos carísimos con capuchinos en la mano y verduras ecológicas en sus bolsas de la compra, pero a quién su marido le es infiel. Ese es el motivo que le empuja a dejar la idílica ciudad y marchar al campo.

La vieja tierra retrata ese choque entre Vera y Anne, la ciudad y el campo, el pasado y el futuro, lo cerca que ambas mujeres están aún sabiéndose tan lejos una de otra. Ambas resultan ser refugiadas por distintos motivos en una antigua y enorme casa que Anne pese a la oposición de Vera piensa reformar de arriba a abajo.

Vera y Anne son dos mujeres solitarias, que aun y teniendo que compartir una enorme casa encuentran en ella un hogar y una familia que nunca buscaron. La primera por ser siempre la refugiada, la extraña, la extranjera, en una sola vida nunca uno puede llegar a dejar de ser un forastero, y la segunda por buscar un lugar alejado de todo donde sanar su corazón roto, Anne es una refugiada sentimental.

Sí, entendemos el éxito de la novela desde su edición en la primavera de 2015 hasta su edición en nuestro país, algo que por cierto deja claro la propia editora en una breve nota introductoria al inicio del libro, ya que tanto la trama y sus personajes, como la prosa y su solidez en tiempos en que las novelas resultan ser bastante ligeras, nos enganchó desde su inicio hasta su final.

La vieja tierra se enmarca en el Neorruralismo, un fenómeno de migración desde las áreas urbanas a zonas rurales. Desde hace un par de años se han publicado varias novelas en las que en entorno rural lo domina todo. El mensaje es claro: la solución a la crisis de valores de nuestra sociedad se encuentra en la vuelta a los orígenes, huir de las grandes urbes y acabar en las pequeñas poblaciones del campo en busca del Paraíso Perdido.

SALVA G.

Título: La vieja tierra
Autor: Dörte Hansen
Traducción: Laura Manero Jiménez
Editorial: Maeva
Edición: 1ª edición, marzo de 2017
Número de páginas: 280 pp.
I.S.B.N. 978-84-16690-42-8