Web cultural dirigida por Xavier Borrell con programa en Ràdio Cubelles, que almacena críticas de libros, de obras de teatro, de películas, entrevistas con escritores, actores...
¡Entre muchas otras cosas!

dijous, 16 de febrer de 2017

'Asesinato en el Jardín Botánico' - Santo Piazzese


Santo Piazzese (Palermo, 1948) es biólogo y escritor. Su obra ha sido traducida a varios idiomas y en 2011 fue merecedor del Premio Lama e Trama a toda su carrera. Junto a la que nos ocupa, sus novelas La doppia vita di M. Laurent  y  Il soffio della valanga. fueron recogidas en la Trilogia di Palermo.

La editorial Siruela, ha decidido recuperar El asesinato en el Jardín Botánico en el vigésimo aniversario de su publicación en Italia. Es la primera vez que se edita en castellano la original obra del siciliano Santos Piazzese y, a juzgar por Asesinato en el Jardín Botánico, sería una buena noticia que Siruela asumiera en el futuro la edición del resto de la Trilogía.

El asesinato en el Jardín Botánico explica la historia de un doble crimen cometido en Palermo que, por una vez y sin que sirva de precedente, no involucra a la mafia. Una historia de celos, culpa y chantajes en un entorno, la comunidad universitaria, que se diría totalmente ajeno a los delitos de sangre.

El profesor Lorenzo La Marca ve desde la ventana de su despacho de la universidad un cuerpo que se balancea de las ramas de un enorme ficus. El muerto es Raffaele, amigo de Lorenzo, que se niega a creer en un posible suicidio. Lorenzo, el protagonista y conductor del relato, es un hombre que adora la música, un personaje culto e irónico en sus juicios que, como buen palermitano admira la sensualidad en todas su manifestaciones. Palermo y sus alrededores son el escenario relevante de esta novela en la que la mafia no ocupa un lugar preeminente.

Tras el doble crimen en el Jardín Botánico se nos desvela un móvil poderoso,  nada de matar por matar, y un asesinato especialmente astuto y premeditado que a punto estuvo de quedar impune. El autor, como los buenos novelistas de género, salpica el texto de las pistas que Lorenzo La Marca se encarga de interpretar en las páginas finales.

La novela presenta un estilo atractivo y una ironía presente en forma de cargas de profundidad en cada párrafo. Algunas páginas son una verdadera delicia. Pocos autores utilizan tanto y tan magistralmente su formación, en este caso la Biología, para evidenciar juicios atrevidos y apreciaciones singulares que invitan a la sonrisa.

Como diría Santo Piazzese Asesinato en el Jardín Botánico es una buena historia para los días en los que sopla el siroco. Si no sopla, también.

Muy recomendable.

Empar Fernández

Título: Asesinato en el Jardín Botánico
Título original: I delitti di Via Medina-Sidonia
Autor: Santo Piazzese
Traducción: Pepa Linares
Editorial: Siruela
Primera edición: enero de 2017
Páginas: 222
ISBN: 9788416964291



dimarts, 14 de febrer de 2017

'El cobertizo que alimentó a un millón de niños' - Magnus MacFarlane-Barrow


En 2002, el 16,4 por ciento de los habitantes entre quince y cuarenta y nueve años de Malawi estaban infectados por el SIDA (era la segunda tasa de VIH más alta del mundo), y el treinta por ciento de los niños en edad escolar no estaban matriculados en el colegio, aun siendo la enseñanza gratuita para todos.

En Haití, antes del terremoto que asoló el país, el ochenta por ciento de la población vivía con menos de dos dólares americanos al día, el cincuenta por ciento de los niños menores de cinco años estaban desnutridos y ochenta de cada mil bebés que nacían no sobrevivían para celebrar su primer cumpleaños.

El cuarenta y tres por ciento de los niños en el tercer mundo sufren retraso en el crecimiento.

Diez y ocho mil niños mueren cada día por causas relacionadas con el hambre, aun contando que hay comida suficiente en el mundo para todos sus habitantes.

Cincuenta y siete millones de niños pobres no acceden a la escuela, y otros sesenta y seis millones más van al colegio con hambre y por ello son incapaces de aprender adecuadamente.

Setecientos setenta y cinco millones de adultos analfabetos se enfrentan cada día a la lucha de ganar lo suficiente para sobrevivir.
El hambre y la desnutrición, siguen siendo en el siglo XXI, la mayor amenaza de salud, causando más muertes que el sida, la malaria y la tuberculosis juntas. Por otro lado, enfermedades estas que tienen  a día de hoy curación, cosa que el hambre no.

Por suerte para todos aquellos que padecen hambre en el mundo, nació Magnus MacFarlane-Barrow (Aberdeen, 1968), y con él, Mary’s Meals en 2003, una pequeña ONG creada en un cobertizo de Escocia y que hoy alimenta a más de un millón de niños, como bien reza, nunca mejor dicho, el título de este libro.

El cobertizo que alimentó a un millón de niños cuenta, en primera persona, el cómo, el cuándo y el porqué de su creación.

En 1992 Magnus decide viajar a Bosnia cargando un jeep destartalado con ayuda humanitaria, tras ver en el telediario las noticias que llegaban de la guerra que ocurría en aquel lejano país. Tomándose unas vacaciones de su trabajo en una piscifactoría viaja al país con su hermano, quedando abrumados por la respuesta de la gente para con su ayuda. Tras volver  a su casa, Magnus decide dejar su trabajo y vender su casa para seguir dando ayuda.

 Tras la compra de un camión con la ayuda monetaria de su madre, comienzan los  viajes a Bosnia Herzegovina y a Croacia, llegando a realizar veinte en un año, llevando excedentes de equipos médicos escoceses. Ese sería el principio de una vida dedicada a ayudar a los más desfavorecidos.

A base de pequeños “milagros” que no desvelaremos aquí, Magnus consigue todo lo que se propone para salir adelante y dejar atrás las adversidades que se le presentan, consiguiendo hitos imponentes en su dedicación a la ayuda de la infancia mundial.

Que en los colegios ofrezcan un plato de comida hace que los niños se apunten a las clases, con lo cual reciben alimento y educación, dos cosas necesarias para poder vivir a día de hoy en el mundo.

Con el poder del amor, el humor y un equipo involucrado hasta la médula,  Magnus y su esposa Julie, a la cabeza de su proyecto Mary’s Meals e infinidad de donantes invisibles, consiguen que más de un millón de niños en el mundo reciban comida caliente y acuden a escuela para tener un futuro mejor.

El cobertizo que alimentó a un millón de niños es el testimonio que nos acerca a todo ello, con un lenguaje sencillo, donde los que reciben ayudas son tratados de igual manera, no de superior a inferior, todos somos hermanos y todos tenemos la misma dignidad.

El relato está lleno de anécdotas, unas veces llenas de humor, otras llenas de amor, algunas incluso llegan a partir el corazón, y alguna de ellas acerca  a nuestros personajes a un peligro verdadero (el viaje a Cité Soleil, en Puerto Príncipe, el suburbio más sórdido y peligroso regido por pandilleros y conocido tristemente por sus matanzas y violaciones tiene un punto de terror digno de una novela negra)

Tecleando en Google veintidós millones de libras esterlinas, que es lo que cuesta alimentar a cada uno de los niños en Malawi que pasan hambre según los costes actuales, podemos comprobar que por ese importe se vende una casa en Londres o un diamante naranja muy raro. Incluso las cifras anuales de venta de whisky escocés son similares a esa cifra. Como cuenta el autor en su epílogo, haría falta que los gobiernos de todo el mundo y los organismos internacionales dedicaran solo una pequeña fracción de los recursos a su disposición para que esto acabara.

Desde aquí aplaudimos sus acciones y rezamos para que existan muchos Magnus en el mundo que abran su corazón a sus congéneres sin pedir nada a cambio.

SALVA G.

Título: El cobertizo que alimentó a un millón de niños
Autor: Magnus MacFarlane-Barrow
Traducción: Román Fabra Rivière
Editorial: Planeta
Edición: 1ª edición, enero de 2017
Número de páginas: 318 pp.
I.S.B.N. 978-84-08-16516-3

dimarts, 7 de febrer de 2017

'Dues cicatrius' - Ferran Grau

 

Dues cicatrius (Dos cicatrices) no solo resulta ser una espléndida novela de suspense, aunque ya sepamos su significativo desenlace final, está claro que Anna Lloret, protagonista absoluta de esta novela basada en hechos reales no muere puesto que a tiempo presente habla con el autor de la obra, Ferran Grau (Lleida, 1982) pero debemos descubrir quién está detrás de ese repentino final además de conocer las causas de la segunda cicatriz del título del libro. Si la primera es la de Lloret la segunda es la del propio Grau.

Anna Lloret e Ignasi Moyà se casan un 20 de noviembre de 1999. Lo celebran con el viaje de novios tópico, que no típico en su caso, ya que deciden pasar un mes visitando Nepal, India y Jordania en una nueva ruta creada a tal efecto por Viajes Masai en la Mollerussa natal de Lloret. El 2 de diciembre su avión parte del aeropuerto de Barcelona. Tras unos días disfrutando de su luna de miel, la pareja vuela de Katmandú a Nueva Delhi para seguir con ese disfrute, el 24 de diciembre a las 11.55 h junto a 176 pasajeros más y diez tripulantes. El vuelo comercial IC-814 resultaría marcar a la postre un antes y un después en la vida de Lloret.

Treinta minutos después de despegar, a las 12.25 h el avión es secuestrado por cinco terroristas que se esconden bajo los apodos de el Doctor, Shankar, Bhola, Red Cap y Burger.

Bajo estos nombres se encuentran cinco individuos pakistaníes de mediana edad relacionados con grupos radicales que defienden la independencia del Cachemir y reclaman la liberación de Maulana Massud Azhar, rebelde perteneciente a su movimiento y hermano mayor de Red Cap.

 Los asaltantes obligan a todo el pasaje a permanecer con la cabeza entre sus piernas para así no poder ver nada.

Obligan al capitán Devi Sharan que pilota la aeronave y al ingeniero de vuelo Anil  K. Jaggia aterrizar en el aeropuerto de Amritsar. Antes de aterrizar y aprovechando  un descuido por parte de los asaltantes, el capitán consigue dar la voz de alerta a la torre de control con un mensaje cifrado: Hotel…India…Juliet…Five… Estaba claro, el capitán no solo pedía pista de aterrizaje urgente sino que además avisaba de que el avión había sido secuestrado por cinco individuos. Además de tener los tanques del avión bajo mínimos.

Los asaltantes solo querían llenar los depósitos de combustible, pero el protocolo oficial de asalto ya estaba activado. La teoría era sencilla. Mientras un camión llenaba de combustible la barriga del avión, en otro camión se acercaría el comando para salvar a los rehenes. Pero los asaltantes no tenían paciencia, así que obligaron al piloto a tomar vuelo no sin antes matar a uno de los pasajeros a puñaladas. Tras alzar el vuelo el avión toma dirección a Lahore. Allí les niegan el aterrizaje. Las rencillas entre Pakistán y la India hicieron valer el odio hasta el punto de que cuando el avión enfilaba la pista de aterrizaje la torre de control apagó las luces de la pista para evitar la acción. El piloto aborta el aterrizaje y se dirige a una autopista cercana al aeropuerto. Es en ese momento cuando la torre de control decide volver a encender sus luces para que no se produzca una tragedia. Que un Airbus cargado de pasajeros aterrice en una concurrida autopista no presagia nada bueno.

Allí llenan los depósitos y toman dirección al aeródromo de Al-Minhad, base de las fuerzas aéreas de la Unión de Emiratos Árabes a 64 kilómetros de Dubai, donde de verdad consiguen cargar el avión de fuel con 68159 litros. Aprovechan para soltar 24 pasajeros, mujeres y niños, además de dejar el cadáver de Rupin Kaytal en la pista de aterrizaje.

5000 kilómetros en 10 horas. La nave estaba sufriendo.
Finalmente el avión para en Kandahar. Allí pasarían sus horas hasta el 31 de diciembre cuando los secuestradores tras la visita de un enigmático hombre llamado El Príncipe, aunque todo el mundo le conoce como el ingeniero de la guerra, consigue que los secuestradores remitan de su acción y escapen ayudados por un cordón talibán que se mantuvo alrededor del avión durante todos los días que la nave estuvo parada en el aeropuerto de Kandahar.

Hasta ese día las vivencias de los pasajeros en general y las de Lloret en particular marcaron sus vidas, solo decir que su matrimonio no duró tanto como hubieran pensado sus amigos y familiares cuando días antes estaban de celebración tras la boda, y la visión que de la vida tuvo a partir de ese 31 de diciembre de 1999 Anna Lloret hace que desde ese año celebre dos veces su cumpleaños, una el 7 de julio, la otra, obviamente en 31 de diciembre: literalmente volvió a nacer.

Todo esto lo explicó la propia Anna a Ferran Grau durante tres años de entrevistas, dos por semana que grabó en mini disc el periodista y que tiempo después le sirvió para escribir esta magnífica obra donde el también acaba resultando protagonista de la misma, aunque solo sea en el inicio de la misma, explicando un poco cómo llegó a ese punto, y al final, cuando nos explica sin embudos la razón de su cicatriz, literal y figurativamente.

La marca en su cara provocada por una bomba cuando cubría como corresponsal la guerra de Siria es evidente, pero mucho más es cómo salvó su vida aquel día de septiembre de 2012, la auténtica cicatriz que le condujo al intento de suicidio.

Digámoslo alto y claro, Dues cicatrius es una novela excelente, por su sinceridad, su realismo, su perfecta y milimetrada escritura y ante todo por el trabajo periodístico realizado por Ferran Grau, tanto en su recapitulación de los hechos como por su puesta en escena.

Y no solo de Lloret vive la novela. Por sus páginas aparecen sus padres, Santi y Núria, su hermano Jaume, Pau Echauz, tío del autor y periodista que siguió el caso del avión secuestrado de cerca para La Vanguardia y quien dio el empujón a su sobrino para que saliera de su pozo sin fondo y se pusiera a escribir, Abel Matutes, en aquella época ministro de asuntos exteriores que habló con la familia manteniéndola informada, Toni Bosch, alcalde de Mollerussa entre 1999 y 2007 y hombre de confianza de la extinta CiU que tuvo que gestionar lo ocurrido desde su puesto de responsabilidad en el ayuntamiento a sus 34 años y llevando tan solo veinte días en su puesto, e incluso Jordi Pujol con una aparición algo dramática, tienen su cabida en este perfecto ejercicio de orfebrería periodística llamado Dues cicatrius. Mención aparte merece Ángel Pujol, copropietario de Prefabricados Pujol, una de las empresas más fuertes de Catalunya y mollerussenc de pro que no dudó ni por un momento pagar de su bolsillo el viaje a la familia Lloret-Rovira a Afganistán para que estuvieran al lado de su hija. No desvelaremos aquí el final de su relación pero sin duda quedamos cautivados con ella.
             
En general, brillante. Se mire por donde se mire.

SALVA G.

Título: Dues cicatrius
Autor: Ferran Grau
Editorial: Capital Books
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 245 pp.
I.S.B.N. 978-84-944928-4-6
               

dimarts, 31 de gener de 2017

'El gran imaginador' - Juan Jacinto Muñoz Rengel


Hace catorce años, Juan Jacinto Muñoz Rengel (Málaga, 1974) tuvo una idea para una novela. Esbozó unos folios sobre ella, diseñó su estructura y apuntó toda la documentación que necesitaría para llevarla a cabo.
               
Hace tres años estuvo redactándola, siendo el último de ellos el más fructífero, desde las 5:30 hasta las 23:00 horas estuvo los siete días de la semana acabando la obra que tenemos en nuestras manos: El gran imaginador o la fabulosa historia del viajero de los cien nombres

Creo que eso dice mucho a favor de esta magna obra, densa, extensa, repleta de aventuras y seguramente icónica con el paso del tiempo, ya que este para bien o para mal nos dará la razón.

Al más puro estilo Las mil y una noches, o buscando una comparación mucho más cercana como podría ser  El contador de historias de Rabih Alameddine, el autor malagueño entrega su obra más ambiciosa, que seguro marca un antes y un después en su carrera, si es que ya no lo hizo con El asesino hipocondríaco, y que como si de un Forrest Gump o un Leonard Zelig se tratara narra la peculiar historia de Nikolaos Popoulos, un niño nacido en Atenas en pleno siglo XVI dotado con una capacidad de ensoñación más allá de los límites de la naturaleza.
Conocerá a la Condesa Sangrienta y el gólem de Praga, inspiradores de los mitos de Drácula y Frankenstein respectivamente, coincidirá con el mismísimo Miguel de Cervantes en la famosa batalla de Lepanto, donde el escritor perdió su brazo (¿tuvo algo que ver nuestro personaje?) incluso nuestro fabulador tiene mucho que ver con la libertad del escritor cuando este es apresado y conducido junto a su hermano Rodrigo a una cárcel de Argel.

Las referencias históricas son evidentes en toda la trama, al igual que las literarias, Juan Jacinto deja claro que su personaje y su compañero, Popoulos y Phanerotis son una suerte de Don Quijote y Sancho Panza, muchos años antes de que estos fueran creados por el alcalaíno.

Aventuras, terror, humor, ciencia-ficción, realismo mágico, histórica…todos esos géneros se dan la mano en El gran imaginador o la fabulosa historia del viajero de los cien nombres más una escritura que no aunque moderna, bebe mucho del famoso siglo de oro y que le da un resplandor final a la novela.

En un gran ejercicio metaliterario, Juan Jacinto se pone en la piel de Popolous quien a toda costa quiere escribir una historia digna de su imaginación ilimitada, y lo consigue contando su propia historia.

SALVA G.

Título: El gran imaginador o la fabulosa historia del viajero de los cien nombres
Autor: Juan Jacinto Muñoz Rengel
Editorial: Plaza Janés
Edición: 1ª edición, octubre de 2016
Número de páginas: 471 pp.
I.S.B.N. 978-84-01-01748-3

dimecres, 25 de gener de 2017

'El santo al cielo' - Carlos Ortega Vilas


Carlos Ortega Vila (Las Palmas de Gran Canaria, 1972) es escritor, profesor de español y corrector y ha publicado el libro de relatos Tuve que hacerlo y otros relatos. Algunas de sus narraciones forman parte de antologías de género como La lista negra: nuevos culpables del policial español. El santo al cielo es su primera novela.

Aldo Monteiro es inspector jefe de la Brigada de Homicidios y Desaparecidos de la Policía Nacional y tiene una debilidad: el santoral. Julio Mataró será su enlace con la Guardia Civil en la investigación de un posible asesinato, el de un hombre supuestamente llamado Orion Dauber cuyo cadáver es encontrado en un piso cerrado desde el interior y sin huellas aparentes de violencia. Una curiosa, y no siempre bien avenida, pareja de investigadores que debe desentrañar la relación entre el asesinato de Orion Dauder- probablemente una identidad falsa-, la desaparición de Daniel, un adolescente del que se ignora si está vivo o muerto, y el posterior secuestro de su hermana mayor Silvia.

El santo al cielo es una sorprendente primera novela en la que nada es lo que parece. Carlos Ortega Vilas construye un buen personaje protagonista, Aldo Monteiro, del que ignoramos mucho más de lo que llegamos a saber a lo largo de las más de 500 páginas de la novela. Monteiro, como tantos investigadores de ficción, posee una cualidad que lo define y lo distingue de la numerosa tropa de detectives en activo: un conocimiento en profundidad de las vidas de los santos que destila a la menor ocasión. Pero no menos interesante es el personaje que le da la réplica y que vive desconcertado y en constante conflicto interior, Julio Mataró.

En definitiva: dos sólidos protagonistas a los que no es difícil augurar largo recorrido, buen estilo narrativo y una trama compleja y larga en su desarrollo que consigue mantener el interés.

El santo al cielo es una muy recomendable primera novela negra. Quedamos a la espera de la próxima.

Empar Fernández

Título: El santo al cielo
Autor: Carlos Ortega Vilas
Editorial: Dos Bigotes
Primera edición: noviembre de 2016
Páginas: 560
ISBN: 9788494618314

dilluns, 16 de gener de 2017

'La carne' - Rosa Montero


Resulta cuanto menos difícil reseñar un libro cuando al llegar a su final la propia autora nos hace Una petición junto con sus Agradecimientos: “Querido lector, quisiera pedirte un favor. Y consiste en que guardes silencio”

Pero lo intentaremos.

Soledad acaba de romper con su último amante. Sí, amante. Mario, así reza su nombre, sigue casado y aunque constantemente le decía que dejaría a Daniela, su mujer, al final a quien dejó fue a Soledad. Sin duda un nombre que le viene de perlas. A sus casi sesenta años sigue soltera y si Mario la dejó fue por el simple hecho de no poder tener hijos. Y Mario quería hijos. ¿La prueba? Dos meses después de dejarla, Soledad  se enteró que Daniela estaba embarazada.

Pero lo que peor lleva Soledad es que justo el día de su sexagésimo cumpleaños en el Teatro Real se estrena la ópera Tristán e Isolda. La ópera en tres actos de Wagner. Que no pasaría nada si no fuera porque esa es su Ópera. Sí, en mayúscula.  Cuenta la historia de los amantes, Soledad y Mario, que el primer día en que consumaron el acto, en casa de Soledad a media tarde, sonaba en su iPod dicha obra que concluyó con el estremecedor canto de Isolda, su Liebestod justo en el momento en que los cuerpos de ambos llegaban a su éxtasis. Así que esa era su Ópera.

Y mira tú por dónde, Mario quería llevar a su mujer a la función justo el día del cumpleaños de Soledad que había comprado dos entradas pensando en que ambos irían juntos, pero tras la ruptura Mariono  quiso saber nada de ello.

Así que qué puede hacer Soledad. Pues alquilar los servicios de un guapo joven en ParaComplacerALamujer.com y llegar al teatro con él para que Mario al verles se muera de envidia.

Adam. 32 años. 1,91, pelo negro, ojos color miel, complexión atlética, habla español, inglés y francés. Sí, el candidato perfecto, cinco horas de compañía, 600 euros.

Todo funciona a las mil maravillas. La función emociona de nuevo a Soledad. Aunque Adam en el segundo acto se queda dormido y Soledad debe darle un codazo para espabilarlo. El joven prostituto ruso, con su chaqueta gris plomo, camisa azul, fina corbata de cuero, buenos mocasines y vaqueros oscuros, se había levantado temprano para ir a su y trabajo. Otro tipo de trabajo. Aunque Soledad cree que estuvo de fiesta la noche anterior a su encuentro. Finalmente la pareja se encuentra con su examante, cruzan sus miradas y justo en ese instante, Adam pasa el brazo por los hombros de Soledad con gesto natural y afectuoso. Soledad percibe un pequeño disgusto en los ojos de su ex mientras repasa a Adam con la mirada. Prueba superada. La mejor inversión para esos 600 euros.

De vuelta hacia su casa, Soledad y Adam pasaron por delante de la tienda de chinos del barrio que tan bien conocían a Soledad. Al pasar por delante justo de la puerta un chillido escalofriante raga la noche. El chino, marido de la china, sale a trompicones de la tienda con un navajazo en el estómago. Tras él, el agresor aún con la navaja en la mano chorreando en sangre sale de la tienda para escapar. Pero Adamsuelta al chino y se lanza literalmente sobre el agresor a  quien consigue tirar al suelo primero, sentarse sobre él después, y mientras con una mano le agarra del cuello con la otra le asesta feroces puñetazos en la sien. Hasta que un policía le detiene. Adam tiene el rostro manchado de sangre, por los puñetazos, la camisa manchada de sangre, por el vómito del chino al salir de la tienda y caer en sus brazos, y los nudillos manchados de sangre de los golpes propinados.

No hay duda, Adam debe subir a casa de Soledad para cambiarse, arreglarse y pasar el susto.

Por supuesto acaban la noche haciendo el amor.

Ahí nace una relación basada en el trabajo de Adam que poco a poco va dejando de lado los cobros para acabar pareciendo el novio de Soledad.

Y aquí es donde entra la petición de la autora. Rosa Montero (Madrid, 1951) no quiere que expliquemos más sobre esa relación, ya que en ella radica la tensión narrativa de la novela. Y es que Adam entra tanto en la vida de Soledad, ésta llega incluso a dejarle las llaves de su propia casa, que se percibe un fatídico final a su historia. Y más cuando entra en plano un tercer vértice del triángulo. Jerusalém es brasileña, de Bahía, y tiene un hijo de tres años, Rubem, y aunque dice trabajar limpiando casas, no tiene ninguna pinta de ello. Es vecina de Adam y por lo que parece algo más.

Ciertamente la enigmática vida de Adam y sus extraños actos para con Soledad cimentan la trama de la novela. Una novela centrada en el paso del tiempo, al miedo a la soledad, qué ironía, pero también al amor, el amor a las personas, pero también a la propia vida, esa vida que se escapa desde el día en que nacemos y que debemos aprovechar en cada uno de sus instantes.

Sí, poco podemos decir de esta novela salvo que su autora la escribió descarnadamente, y que por muy amarga que pueda parecer, una sexagenaria haciendo uso de la compañía de un prostituto para darle celos a su examante, resulta conmovedora y emotiva a partes iguales.

SALVA G.

Título: La carne
Autor: Rosa Montero
Editorial: Alfaguara
Edición: 1ª edición, septiembre 2016
Número de páginas: 236 pp.
I.S.B.N. 978-84-204-2619-8

diumenge, 8 de gener de 2017

Un año más en el Premio Nadal y Josep Pla


Me pregunto qué hubiera hecho Bob Dylan en el caso de que le dieran un premio en una gala tan insustancial como la del pasado premio Nadal que convoca ediciones Destino. Como es habitual, a las 21h somos citados en el Hotel Palace de Barcelona, recibidos amablemente por el editor Emili Rosales y conducidos al hall, lugar tradicional de los correveidiles de la actualidad literaria de cada uno de los presentes.


Comienza una cena tanto o más insípida que la sala de la ceremonia, en la que los periodistas de poco caché tenemos que ver a Lídia Heredia, la presentadora, por pantalla ir eliminando a los nominados con la desidia de que todos sabemos ya quienes son los ganadores desde media tarde.

Tras conversaciones con los colegas de cada año y el equipo de organizadores en nuestras mesas, presentadora incluida, vemos el minuto a minuto del ceremonial y su organización, pasar por el pasillo contiguo a nosotros, capeando la sensación de la duda sobre qué hace uno allí.


Al final, satisfacción por la noticia del ganador del Josep Pla, Xavier Theros, hombre que nos hizo disfrutar del mundo de la Sexta Flota en Barcelona, del que Rosa Ribas se documentó para su gran novela Azul Marino, esta vez con una ficción negra sobre los bombardeos del general Espartero desde Montjuic; y dicotomía sobre la ganadora del Premio Nadal, Care Santos, excelente escritora, pero que no consigue vendernos la novela con su sinopsis y posterior rueda de prensa.

A esta acudimos cada vez menos periodistas, seguramente porque ya se han repartido los tiques de las copas posteriores, pero la profesionalidad de la presentadora hace ameno escuchar a los premiados.

Una copa y marchamos, pensando una vez más si regresaremos el año que viene, pero con el convencimiento interior que será que sí.


Xavier Borrell

dimecres, 4 de gener de 2017

'Nicotina' - Gregor Hens


Está claro que Nicotina, la nueva obra de Gregor Hens (Colonia, 1965) no es un libro de autoayuda para dejar el mal hábito de fumar, primero, por su posición en los estantes de las librerías especializadas, se encuentra alejado de ese apartado, segundo, por esa portada, no creo que ver infinidad de fotografías de algo que quieres dejar sirva para ello, y tercero, tras su lectura, queda claro que mucho, lo que se dice mucho, no nos ayudó a dejar de fumar. Y no hablo en primera persona, puesto que un servidor de ustedes jamás fumó, sí lo intentó una vez, casualmente con un Benson & Hedges, el mismo cigarrillo que nuestro autor disecciona en su libro, pero un acceso de tos y un mal estar general le apartó para siempre de ello (mi animadversión con la cerveza también daría para un libro) hablo en plural: Nicotina no es un tríptico médico alegando lo dañino y perjudicial para nuestra salud que puede representar el fumar, es simple y llanamente un viaje personal, en este caso del autor:  Gregor Hens, desde sus inicios en el hábito de fumar, hasta su finalización (entendemos que escribió el libro justo en el momento en que lo dejó, cuando contaba con cuarenta y cuatro años).

Ciertamente el libro no contiene ninguna moraleja, ni creo que la necesite, todo el mundo sabe que fumar es nocivo para su salud personal, e incluso los famosos fumadores pasivos también deben sufrir ese daño, y que a la postre acaba matando, otra cosa es porqué sabiendo como se sabe esta terrible información se sigue vendiendo tabaco. Tal vez la cantidad de dinero a base de impuestos recaudada con su venta es superior al gasto generado por la enfermedad en la Seguridad Social.

Pero aquí no estamos para arreglar el mundo, eso se lo dejamos a los políticos que nos gobiernan, aunque creo sinceramente que la frase arreglar el mundo no la entienden muy bien y lo único que hacen es arreglar su mundo, pero eso también es otra historia.

Así que seguiremos hablando de Nicotina como un pequeño artículo sobre las adicciones personales, los pequeños hitos que se consiguen con sacrificio y las alegrías que ello nos proporciona.

Cuenta Hens que su primer cigarrillo, un Kim que le ofreció su madre, no era en realidad para fumar. Su función serviría para encender los cohetes que su familia lanzaba la Nochevieja  de 1970 desde la puerta de su casa. Con las brasas del mismo debía encender, por fin, tras años de pedirlo, su primer cohete. Hens  contaba con unos cinco o seis años. Esa noche su madre no dudó en ofrecerle su primer cigarrillo para poder lanzar esos cohetes, si no que le enseñó a chupar de él para que las brasas no se apagasen y así poder encender la mecha de dichos cohetes.

A partir de ese día, el fumar se convirtió en  un hábito natural, tanto o más que el respirar. Y eso que el pequeño Hens padecía una supuesta bronquitis crónica o espástica que obligó a sus padres a enviarlo a un balneario dos años después de su primer cigarrillo.

En definitiva, y para acabar con esta diatriba contra el tabaco, confirmamos que Nicotina no tiene nada en su contra, es más, en su último párrafo, Hens nos anima a encender un cigarro si es que llevamos un buen rato sin hacerlo, luego queda claro que su libro no sirve para dejar de fumar, pero sí hace ciertas preguntas que deberían hacernos pensar profundamente en si seguir fumando o dejar de hacerlo nos cambiará tanto la vida como nos pensamos.       

SALVA G.

Título: Nicotina
Autor: Gregor Hens
Traducción: Juan de Sola
Editorial: Alpha Decay
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 156 pp.
I.S.B.N.978-84-944896-8-6

Quiénes somos y qué hacemos

Somos un medio difusor de cultura, en el que nos hallamos escritores de talla internacional, periodistas, críticos musicales, de cine, de teatro y grandes promesas de la novela. Con un programa que se emite en Ràdio Cubelles 107.6 Fm, los jueves a las 21h . También hablamos de novela negra en el programa 'Todos somos sospechosos' de Radio 3 rne

Directores: Xavier Borrell (Barcelona)
properaparadacultura@gmail.com

Colaboradores:
Laura Mas, Félix O.P., Empar Fernández, Griselda Martín Carpena, Margarita Espuña, Salva G.,, Yoli García, Rosa Mingorance, Alicia Estopiñà Paco Gómez Escribano, Josep Camps, José Ramón Cabezas, Paco Gómez Escribano y Emili Gonzàlez Bou.

Todos Somos Sospechosos (Radio3- Rne)