dilluns, 22 de desembre de 2014

Entrevista a Javier Hernández autor de 'Los ojos del puente' Premio Wilkie Collins 2014


El escritor tinerfeño Javier Hernández Velázquez ha ganado el Premio Wilkie Collins de novela negra con un nuevo libro del detective Mat Fernández, sobre la investigación de una serie de asesinatos sin resolver, acaecidos en Los Ángeles, San Francisco y Santa Cruz en verano de 1967. Hemos podido hablar con él sobre este y otros temas candentes.

Cómo nació la historia de ‘Los ojos del puente con distintos escenarios y épocas?
En una realidad donde las leyendas urbanas y los mitos crecen como setas después de la lluvia, en ese contexto intenté dar visibilidad al grupo literario fetasiano y dar una explicación verosímil, cincuenta años después, de por qué una novela premiada desaparece sin publicarse y sin dejar rastro. La vida en estas islas fue una burbuja en el silencio y la opresión el océano. Un Macondo o una Comala más, con un miedo atávico a las palabras.

¿Qué nos queda por recordar de los años 60, que hemos perdido en la actualidad vida de ritmo imparable?
Más bien contar la historia tal y como fue. Los sesenta son una década que, en América reflejó bien Matthew Weiner en la serie Mad men, unos años no tan lejanos en que pudimos cambiar revolucionariamente el futuro. Los sesenta no son los que nos vende el merchandising oficial, son los latidos extremos y postreros de una sociedad que estaba ante el dilema de renovarse o morir. Y si hoy te digo que estamos intentando resucitar, ya sabrás que camino cogimos entonces.

Usted es un escritor con estilo más elaborado de tintes europeos ¿A que es debido?
No sé si tomarme esa definición de mi escritura como un cumplido. Aquí en Canarias somos, o éramos, muy anglosajones. Lo hubiéramos sido más si Nelson hubiera tomado la isla, de hecho los viejos del lugar dicen que Tenerife ha cometido dos errores a lo largo de su historia: No dejar entrar a Nelson y dejar salir a Franco. Pero, volviendo a tu pregunta, el puerto de Santa Cruz significó durante el siglo XIX y primera mitad del XX una entrada y salida de viajeros, de ideas y de riqueza. Somos una mezcla intercultural, un contamíname ideológico dentro de nuestras incertidumbres actuales de ser culturalmente europeos, geográficamente africanos y emotivamente hispanoamericanos.

¿Cuál sería la banda sonora de ‘Los ojos del puente’?
El One de U 2 define perfectamente el leit motiv de Los ojos del puente, pero es una novela con riff de los Stones, con la desesperación del Help de Beattles, con la magia de los ecos de Cobain y con ráfagas de Eminem… Novela que yo cerraría con el Ayo technology de Milow.

¿Qué sensación le ha producido ganar el premio Wilkie Collins de Novela Negra?
No ha cambiado para nada, ni lo que soy, ni lo que pretendo ser. No hay un antes y un después, me agrada que mis novelas gusten. No soy un presentador de televisión, ni la ex de un torero, así que necesito que mis novelas vendan para poder seguir publicando y deseo seguir adelante sin perder el tiempo en mirar hacia atrás y que los elogios debiliten lo que escribo y termine haciendo porno-romántico.

Y la portada del libro ¿De dónde salió?
Es una cortesía de un crack, un hombre orquesta y poliédrico al que queremos, llamado Lluc Oliveras. Las portadas y la sinopsis son la carta de presentación de tu obra. Junto con la primera página, son las bazas de que dispones para ganarte a un futuro lector. El negocio editorial no prima esencialmente el talento sino otros factores. Este es un mundo de una crueldad intolerable y despiadado y voy en un velero entre trasatlánticos editoriales.

¿Tenerife se ha convertido debido a la corrupción en una ciudad de novela negra?
Es una isla muy noir, más de lo que os podéis imaginar. Además, de la que no puedes escapar fácilmente porque estás rodeado de agua. Desde fuera todos rinden pleitesía a los clichés, la canción de Los Mismos y Tenerife tiene seguro de sol, el Teide, los plátanos, pero… si te dijera que esto se parece cada vez más a Sicilia pero con un cine mudo que no deja escuchar los tiros?

¿Es por ello que han decidido crear Santa Cruz Noir? ¿Nos puede hacer un adelanto? 
Es un proyecto independiente que nace en el seno de la Asociación Cultural llamada Tu Santa Cruz a la que pertenezco. Pretende ser algo diferente a unas jornadas de novela negra, queremos involucrar a la sociedad y a los jóvenes en la realidad social y en lo que está pasando en el mundo y en sus vidas. Que se comprometan y den un paso al frente porque la vida les pertenece a ellos. Como dije en Negra y Criminal, citando a Bono, no pedimos que nuestros gobernantes hagan cosas maravillosas como poner un hombre en la Luna, sino que sean prácticos y traigan de vuelta a la humanidad a la Tierra. Vendrán muchos de los autores que están marcando una nueva ola negra en el panorama nacional. No están todos los que quisiéramos, por cuestión de presupuesto, pero los autores que vengan y se involucren en la sociedad Santa Crucera no se van a arrepentir.

¿Cómo ha sido su sensación en participar en la compilación de relatos negros ‘Todo son sospechosos’ del programa de Radio 3? 
Supongo que igual que Wyatt Earp y Doc Holliday en el tiroteo contra los Clanton y Mc Laury en O.K.Corral. Para mí en un paso adelante. Compartir tiros con autores a los que respeto, leo y sigo. Me permite seguir ampliando escenarios de la fiesta que es para mí la literatura como puentes de unión y buscar puntos de confluencia no de animadversión, rechazo o separación. Y, como la mayoría son catalanes, me está permitiendo redescubrir y enamorarme de Barcelona

¿Qué otros proyectos literarios tiene en mente?
Siempre tengo el móvil cargado y ahora espero la llamada de don José Manuel Lara Bosch para publicar con Planeta. Lo que ellos me demanden: un thriller, una novela histórica sobre el asalto a un tranvía, o un western en el siglo XXI con acordes genuinos de Leone…  

Xavier Borrell

Los ojos del puente
Javier Hernández
M.A.R. Editor
Premio Wilkie Collins 2014
ISBN: 978-84-942182-6-2
272 páginas
PVP 16.95 €
Año 2014

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada