diumenge, 20 de setembre de 2015

Fiestas, gastronomía y letras son grandes compañeras de noche


 
El martes 15 de septiembre hubiese transcurrido como un día normal, sin pena ni gloria, de no haber sido por la inauguración del restaurante Malpaso. Ubicado en la calle Girona de Barcelona, este acogedor lugar reunió a grandes plumas y a críticos literarios y gastronómicos en un encuentro que coincidía con la Noche del Grito de México. Aderezada con una buena dosis de libros de la editorial que lleva el mismo nombre, la velada estuvo cargada de buena gastronomía mejicana que hizo las delicias de los paladares más exigentes. Eso sí, el picante de algunos platos pronto se empezó a notar y el ambiente se caldeó a ritmo de mariachis. La Noche del Grito no podía pasar desapercibida y pronto lo que había empezado como una celebración de conversaciones relajadas regadas de vino pasaron al tequila y al baile. Sin duda, felicito a la editorial Malpaso por esta magnífica iniciativa y por crear un restaurante que aúna la buena comida con la literatura.

Asimismo, el viernes de esta semana Xavier Borrell y una servidora nos animamos a acudir al primer aniversario de la revista Altaïr que se celebraba en la mítica Sala Pop de la discoteca Razzmatazz de la Ciudad Condal. Tal vez esperábamos más ambiente en este encuentro que por momentos nos recordaba a las ya legendarias Drac Parties que se celebran para clausurar la semana de Sant Jordi. La música de la Carrá no podía faltar en un festejo en el que pudimos conversar con grandes críticos como Ricard Ruiz Garzón. En la sala se respiraban las letras del mundo editorial y periodístico y, a medida que avanzaba la noche, como toda buena fiesta, cada vez eran más los asistentes que se movían a ritmo de una variedad de canciones que abarcaban distintos géneros y épocas. Mis felicitaciones para la revista Altaïr, deseamos que esta sea la primera de muchas celebraciones.

Laura Mas

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada