dijous, 10 de setembre de 2015

'Sin epitafio' - Francisco José Jurado


Córdoba no es Sinaloa

Clemente, y tú también Felipe, traidores a la palabra dada, ¡os emplazo a los dos ante el Tribunal de Dios! A ti, Clemente, antes de cuarenta días, y a ti, Felipe, dentro de este año. Aquellas fueron las palabras de Jacques de Molay el último maestre de la Orden del Temple, el 18 de marzo de 1314, mientras moría quemado en la hoguera. El plazo para ti, lector afortunado, se ha dilatado siete siglos. Año 2015. Sin epitafio, el regreso del inspector Benegas de la mano de Francisco José Jurado.

     Las últimas palabras del maestre Molay fueron premonitorias: Papa y Rey murieron poco después, y ahí nació la leyenda de la maldición. ¿Por qué cayó el Temple? Visto desde nuestro tiempo, podríamos decir que el juicio de los templarios fue un caso de corrupción generalizada sin inocentes. Ni acusados ni acusadores. ¿El móvil? La avaricia por los enormes tesoros acumulados por los templarios.

     En 2009 irrumpió Benegas con tres historias enlazadas en una primera novela que consiguió ser finalista del Premio Novelpol y del Brigada 21 al mejor autor debutante. Con Sin epitafio regresa (para quedarse) el inspector jefe de la Brigada de Homicidios de Córdoba. Benegas es un anticliché noir. Casado, sensato y lógico. Un hombre normal y, hasta tranquilo a lo John Wayne en la película de John Ford. ¿Un caso sencillo? Un ajuste de cuentas de los cárteles mexicanos por el narcotráfico. ¿Estás seguro? Dos cadáveres aparecen en Córdoba. La primera víctima una Uptown girl. La segunda, un sospechoso habitual, un backstreet guy. Dos personas de mundos diferentes.

¿Conexiones? Benegas como un Billy Joel capaz de saltar del soul al rock pasando por la Motown; de las armonías vocales a los solos de piano; es capaz de dar luz a un obstáculo de difícil solución a través de soluciones creativas y cortar el nudo gordiano descubriendo la esencia del caso y revelando todas sus implicaciones.

     Y el camino es sorprendente. Se bifurca en dos sendas. ¿Los Baxter a un lado, los Rojo a otro… y yo en medio? No exactamente. La Reconquista del antiguo califato por las tropas de Fernando III y el papel que jugaron las Órdenes militares de caballería (capítulos pares) y la investigación policial (capítulos impares). El propio autor advierte, en la oscuridad del camino, que estaba dentro del leitmotiv de su creación ridiculizar (metaliterariamente) esas piedras narrativas que florecieron, como setas después de la lluvia, encorsetadas como best-sellers sobre sábanas santas, templarios y conspiraciones judeo-masónicas. Y ese término, acuñado por los analistas de los dramas de Richard Wagner, entre interrogatorios, tiene el equipo investigador habitual: Benegas, Vázquez, Margarita Céspedes, Sampedro y Maqueijan. Sí, por Zebulón, personaje legendario de La Conquista del Oeste, serie de vaqueros que echaron por TV hace treinta años.

     ¿Es creíble una Córdoba criminal? Dejo que Jurado se defienda: Mira, Córdoba fue la última gran capital de Occidente con un Ayuntamiento comunista; pero al mismo tiempo, el poder económico y financiero estaba en manos de la más ultramontana Iglesia católica a través de la defenestrada Cajasur y ambos se entendían muy bien.

     Muy poco tiempo y demasiados libros. Lo sé, amigo lector. No te encuentras en la misma tesitura de Miquel Brown cuando cantaba aquello de So many men so liittle time. Sí ya lo sé, tiene delito. Yo tampoco he visto todas las películas que debería ver, ni leído todas las novelas imprescindibles. Ahora estoy enmendando ese error. ¿Y tú? La venganza de Molay lleva esperando por ti siete siglos… ¿vas a dilatar las respuestas?

Javier Hernández

Sin epitafio
Francisco José Jurado
EDITORIAL ALGAIDA
Páginas:416
Abril de 2015
ISBN:978-84-9067-187-0

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Entrevista a Isabel de Villalonga autora de 'Els sis a Barcelona' (Pirates a la biblioteca)

Com va sorgir la idea d’'Els sis a Barcelona'? Me la va proposar l'editora, Reyes Ferrer. Es tractava de fer uns contes di...