dijous, 27 d’octubre de 2016

'Recuerda que vas a morir' - Paul Kalanithi



Cuando contaba con la edad de treinta y seis años, y a punto de acabar una década de residencia para obtener un puesto fijo como neurocirujano, a Paul Kalanithi (1977-2015)  le diagnosticaron un cáncer de pulmón en estadio IV, tras lo cual los médicos que le atendían le pusieron fecha a su muerte. De un día para otro pasó de ser un doctor que trataba casos terminales a convertirse él mismo en un paciente terminal. En ese momento cuatro palabras de Samuel Beckett le golpeaban repetidamente en su cabeza: No puedo seguir. Seguiré.

Durante todo el proceso que vivió desde ese día hasta que nos dejó, de mayo de 2013 a marzo de 2015, Kalanithi redactó el libro que nos llega de la mano de Seix Barral, Recuerda que vas a morir. Vive.

Por supuesto él no solo no llegó a verlo editado en vida, sino que ni siquiera pudo acabar su redacción, su mujer Lucy, lo hace por él en un emotivo epílogo.

Paul no desfallece, ni ante su problema médico, quiere vivir a toda costa, ni ante su vida (es capaz de tener un hijo aun sabiendo que no podrá verle crecer), ni por supuesto ante su pequeño ordenador, en el que teclea noche sí coche también las palabras que formarán su libro, en el que no pierde jamás el sentido del humor, cuando le diagnostican cáncer de pulmón pregunta al médico: ¿Puedo empezar a fumar?

Escrito en dos capítulos bien diferenciados, en el primero Paul explica su infancia, su paso por la universidad, sus primeros pasos en el hospital e incluso sus problemas matrimoniales que se ven solucionados cuando es diagnosticado; en el segundo habla sin tapujos de la enfermedad, de su miedo, de su terrible experiencia, en la conversión de doctor a paciente, tal vez la cuestión más difícil, cuando tuvo que dejar de ser médico para convertirse en paciente, de todo aquello que ama y de le experiencia más terrible y temida por cualquier ser humano: enfrentarse a la muerte sabiéndolo.

Cuando su tío, médico como muchos de sus parientes, sin ir más lejos su propio padre, le preguntó, antes de entrar Paul a la universidad, a qué profesión quería dedicar su vida, no dudó en contestar escritor y sinceramente leyendo su obra podríamos asegurar que si el mundo perdió a un excelente neurocirujano con su muerte, también perdió a un magnífico  y prometedor escritor.

Recuerda que vas a morir. Vive, habla de muerte, por supuesto, pero también de vida, y es aquí donde Kalanithi nos enseña más: sobre la vida. Un hermoso canto de cisne que nadie debería perderse.

SALVA G.

Título: Recuerda que vas a morir. Vive
Autor: Paul Kalanithi
Traducción: Santiago del Rey
Editorial: Seix Barral
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 218 pp.
I.S.B.N. 978-84-322-2949-7

dimecres, 19 d’octubre de 2016

'Rey de Picas' - Joyce Carol Oates


“Una perturbadora novela negra por la maestra del thriller y firme candidata al Premio Nobel Joyce Carol Oates.«Esta historia de suspense presenta a la mejor Oates, da muestras de una sencilla sofisticación "negra", y aparecen destellos semejantes a Stephen King.»Library Journal«Los problemas empezaron de la manera más inocente cinco meses, dos semanas y seis días antes.»

Andrew J. Rush ha conseguido el aplauso del público y la crítica, un éxito con el que sueña la mayoría de los autores. Sus veintiocho novelas policiacas han vendido millones de ejemplares en decenas de países y tiene un poderoso agente y un editor brillante en Nueva York. También tiene una amante esposa y tres hijos ya adultos, y es una gloria local en el pueblo de Nueva Jersey donde reside.Pero Rush esconde un oscuro secreto. Utilizando el seudónimo Rey de Picas escribe otro tipo de novelas, violentas y espeluznantes: el tipo de libros que el refinado Andrew nunca leería y mucho menos escribiría. Su vida perfecta se viene abajo cuando su hija encuentra una novela de Rey de Picas y comienza a hacer preguntas. Al mismo tiempo, Rush recibe una citación judicial tras ser demandado por una mujer del pueblo que lo acusa de plagio. Mientras la reputación, la familia y la carrera de Rush peligran, los pensamientos de Rey de Picas se vuelven cada vez más malvados.”


Bien. No le han dado el Nobel a Joyce Carol Oates, la escritora más grande, pero tampoco pasa nada. ¿Le importará? Quizá sí, quizá un pimiento. Yo se lo daría. Cada libro de esta mujer es una joya a ser descubierta. Da igual lo que haga, un libro de cocina o de calceta, estará escrito de forma magistral. Como ocurre con “Rey de Picas”. No es una novela muy larga, se fulmina en una tarde. Pero, ah, menuda lectura. Imposible dejarla, imposible parar. Las aventuras de un escritor de novela negra, Andrew J. Rush, ya solo eso te agarra por las gónadas y no te suelta. Su mente, sus vicisitudes literarias. Su vida tranquila de best seller en best seller. Su mujer, Irina, sus hijos. Su coche de alta gama, su chalet envidable. Un tipo blanco, americano, un triunfador, algo celoso del éxito de Stephen King, pero poco, no demasiado. Le llega con el suyo.

Ah, pero.

Un buen día recibe una citación para el juzgado. Le acusan de plagio. Una mujer misteriosa. Y ahí comienza su pesadilla decimonónica, una pesadilla en la que Rey de Picas brillará con luz propia. Porque Andrew J. Rush tiene una serie de novelas violentas, sexualmente perturbadoras y obscenas bajo un seudónimo, Rey de Picas. Y como lector ansias leer mucho más las novelas de Rey de Picas que las novelas limpitas y correctas de Rush. Pero por dónde iba…ah. Sí. La citación.

A partir de ahí desfilarán delante de nuestros ojos el propio King, Edgar Allan Poe, especialmente Edgar Allan Poe, de nuevo King, El Resplandor, El gato negro, El pozo y el péndulo, referencia tras referencia cada vez más golosa. Mary Shelley, Bram Stoker, Freud. Oates escondiéndose tras escritores góticos, tras cuerpos emparedados, tras gatos lustrosos y diabólicos, tras el alcohol, tras la escritura atormentada. Avanzamos en la lectura y el pozo es cada vez más oscuro, más perturbador, más húmedo, el barril de amontillado nos espera a la vuelta de cada página. Afilemos nuestras uñas, nos harán falta para arañar el mortero y los ladrillos que pueden acabar tapiándonos. Poco más puedo decir, comentar la técnica literaria de esta mujer a estas alturas sería una repetición absurda de loas y adjetivos a cada cual más grandioso.

En suma. Esta novela solo tiene un defecto: si hubiese durando mil páginas, mil páginas que serían devoradas como la marabunta a un ñu despistado. Tan solo queda recomendarla para que no caiga en el saco de los libros que pillan polvo.

Leedla, insensatos. Os pasaréis la parada del metro.

Nieves Abarca.

Rey de Picas. Una novela de suspense. 
Joyce Carol Oates
Editorial Alfaguara. 
Fecha de publicación, 16-10-2016.
ISBN: 9788420424170
232 pag.

dijous, 13 d’octubre de 2016

'California' - Jordi Coca


 

Jordi Coca (Barcelona, 1947) presenta su nueva obra, la número 45 en su carrera, casualmente el año en que se cumplen los 45 años de trabajo del escritor catalán. Escritor que cuando contaba con 34 años de edad decidió ir a Estados Unidos junto con el también escritor mallorquín Miquel Bauçà (1940-2005) para conocer los lugares de la famosa generación beat. Al final Bauçà se echó para atrás y el viaje lo realizó Coca en solitario el año siguiente, 1982.  Quién le iba a decir que diez años después estaría impartiendo clases en la Universidad de Berkeley en California.

El protagonista de California es profesor. Llega a Estados Unidos a comienzo del verano de 1992, justo tras tomarse un respiro en su relación marital con Lourdes. Aterriza en Boston, para pasar unos días junto a una pareja amigos suyos: George yKate, junto a sus hijas Betty y Donna. Desde allí y a bordo de un coche alquilado pretende cruzar el país de costa a costa, de este a oeste, de Boston a Berkeley mientras toma apuntes para la redacción de un posible libro sobre los grandes pintores paisajistas norteamericanos del siglo XIX. Lo que no tiene en cuenta es todos los problemas legales, personales y filosóficos que se le presentan durante ese trayecto.

El primero: para alquilar un coche necesita necesitaba tener seguro y para ese seguro necesitaba tener el carnet de conducir americano. Tras un rápido trámite nuestro protagonista se hace con el carnet e instantes después con el coche. Como en nuestro país, deja caer el protagonista irónicamente.

El segundo: tras la fiesta de bienvenida con unos cuantos invitados en casa de sus anfitriones conoce a Tom Dunkel, un esquivo, misterioso, y errático poeta. Eso no sería un problema, el mismo vendría al día siguiente cuando su amigo George le pide que lleve a Tom en su coche hasta su destino.

Y el tercero: llevar a Tom en su coche hace que conozca a Gary Atwood, antiguo activista en la lucha de los derechos civiles  y a su mujer Jill. Lo que desencadena en el encuentro casual de Amy en un bar de Fallon, una agente inmobiliaria que al igual que nuestro protagonista llegó a la ciudad huyendo de un pasado en Nueva York que no quiere recordar y si lo hace porque la obligan hace que sus viejas cicatrices supuren de nuevo.

Coca cuenta con  pulso firme lo que acontece en ese viaje, las experiencias de nuestro protagonista y de todos los personajes que rotan a su alrededor. Es cierto que no ocurren hechos que doten a la trama de un giro sorprendente. No hay asesinatos que resolver, ni ningún extraño objeto que encontrar. Los protagonistas viven sus vidas con absoluta normalidad. Es evidente que al autor dota a sus personajes de una profundidad compleja, los delinea a la perfección, sus sentimientos, sus miedos, sus frustraciones y por supuesto sus anhelos.

Narrada en primera persona gracias a las notas que el protagonista fue tomando durante el viaje, no solo explica un viaje físico sino que sicológicamente también resulta enriquecedor, quedando claro que los hechos que ocurren durante momentos puntuales de nuestra vida, por ejemplo conocer a alguien aunque sea tan solo un verano, nos marcan para el resto de ella.

Coca no tiene prisa en contar las vivencias de su protagonista, lo que sí hace es exponerlas en su máxima amplitud posible para que podamos juzgar todos y cada uno de sus aciertos y errores de ese viaje que tiene una emotiva parada en Death Valley antes de desembocar en la universidad de Berkeley.

Sinceramente nos ha encantado la obra: por su compleja sencillez, por esos personajes tan empáticos, incluyendo al freak de Dunkel, por la prosa de Coca, que aunque en ocasiones suena rimbombante y didáctica, no satura ni empalaga, y en definitiva por esa pintura color pastel de una época en la vida de una persona, una historia que cualquiera de nosotros podría vivir.

¿Tal vez Coca esté ficcionando un hecho real?

SALVA G.

Título: California
Autor: Jordi Coca
Editorial: Galaxia Gutenberg
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 214 pp.
I.S.B.N. 978-84-8109-262-2

dilluns, 10 d’octubre de 2016

'No tendréis mi odio' - Antoine Leiris


 

 El 13 de noviembre del pasado año, un grupo de yihadiatas radicales, sembraron el terror en París. De todos ellos, cinco o seis lo hicieron en un teatro de la ciudad. La zona cero del ataque resultó ser dicha sala, donde la banda californiana Eagles Of Detah Metal  estaba ofreciendo su recital. 89 de las 137 víctimas mortales de aquella noche cayeron abatidas en la sala. Una de esas 89 víctimas fue Luna-Hélène Muyal. Casada y madre de un hijo de 17 meses. Tres días después del atentado, su marido, Antoine Leiris colgó en Facebook una carta titulada No tendréis mi odio.

Dicha carta, visceral, directa, emotiva, caló hondo y la onda expansiva de dichas palabras desencadenó un pequeño tornado en las redes sociales.

Casi un año después del trágico acontecimiento, Antoine Leiris edita este pequeño libro que resulta ser el dietario de aquellos días, desde el fatídico Día D, 13 de noviembre de 2015 a las 22.37 cuando recibe un primer mensaje preguntándole:¿Estáis en lugar seguro?, hasta el 26 de noviembre, el día en que él y Melvil, su hijo de 17 meses visitan a la madre en el campo santo justo el día después de haberla enterrado.

En esas escasas dos semanas comprobamos la fuerza que puede llegar a tener un ser humano, el aplomo con el que se toma los hechos ocurridos, por mucho que confiese que llora todos los días, y las ganas de seguir con su vida como si nada de ello hubiera ocurrido.

N. es un buen amigo de su mujer con quién asistió al concierto. Él se salvó y gracias a sus palabras sabe todo lo que necesita conocer de aquella noche, así que no hay nada oscuro ni terrible contado en el libro. Lo vivido allí dentro lo deja para los que sobrevivieron.

No tendréis mi odio es la cronología de la vivencia de un ser humano al que la vida le jugó una mala pasada y no pretende en ningún momento con él exorcizar sus propios demonios con su escritura, lo que quiere es dar a conocer su historia, que trascienda más allá de las cuatro paredes de su apartamento de París.

Sincero, emotivo, descarnado, brutal, pero lleno de vida, por mucho que pueda resultar contradictorio tratando el tema que trata. Antoine Leiris y su hijo Melvil quieren seguir adelante, no perdonan, no olvidan, pero no odian, solo quieren justicia.

SALVA G.

Título: No tendréis mi odio
Autor: Antoine Leiris
Traducción: Rosa Alapont
Editorial: Península
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 111 pp.
I.S.B.N. 978-84-9942-536-8

dimecres, 5 d’octubre de 2016

'Volar en círculos' - John Le Carré


Volar en círculos, historias de mi vida, es una atípica, como no podría ser de otro modo, autobiografía de David John Moore Cornwell, más conocido por el seudónimo de John Le Carré.

A sus 84 años de edad, Le Carré cuenta a modo de puzle, en grandes brochazos en un lienzo vacío  lo que le deparó su vida, desde su trabajo como profesor en la universidad de Eton a finales de los cincuenta, hasta la redacción de Volar en círculos,escrito en el sótano de su chalet suizo que pudo construirse tras el éxito desproporcionado de su tercera novela El espía que surgió del frío, pasando por su función en la embajada británica que no era más que una tapadera de su trabajo como agente del MI5 primero y del MI6 después, sus viajes por el mundo: el Congo, Israel, Camboya, Palestina… para saber de primera mano junto a corresponsales de guerra o periodistas acreditados todo aquello que después pondría en boca de sus personajes, ya fueran estos protagonistas o simples secundarios.

Sí, la vida de Le Carré es como una película, sus historias podrían ser el guión de una excelente película de espías, y ciertamente ese el gran hándicap con el que cuenta este libro: saber separar el grano de la paja, saber cuándo el autor habla en boca de David o cuándo lo hace a través de Le Carré, o lo que es lo mismo, poder discernir si lo explicado es real o ficción.   

Si exceptuamos ese pequeño problema que puede generar confusión, disfrutaremos del libro, tanto por sus rocambolescas historias, como por lo increíble que puede llegar a ser que todo lo contado sea verdad.

Lo que queda bien claro es la relación que tuvo Le Carré con Ronnie, su padre, a quien no duda de tildar de embaucador y farsante, teniendo tratos con los salvajes y locos hermanos KrayRonnie y Reggie.

El padre del autor pasó temporadas en la cárcel, pidió libros de su hijo que firmó y vendió, perdió la fortuna familiar en el juego, casinos o cartas, y abandonó a la familia cuando David no era más que un niño de ocho años. Hubo una época en la cual noche sí noche también Ronnie pegaba a su mujer primero y a sus hijos después. Ni corto ni perezoso Le Carré puso su colchón delante de la puerta del dormitorio de sus padres ataviado con un palo de golf para que Ronnie no pudiera entrar en la alcoba y moler a palos a su esposa. Se convirtió en el defensor de los débiles. Y todo esto con cinco años, puesto que más tarde su madre abandonó a la familia, creando otra. A día de hoy Le Carré aún no sabe qué tipo de madre fue la suya.

Seguramente Le Carré puede seguir y seguir escribiendo sobre las anécdotas de su vida, lo que vivió para poder escribir esos libros que tanto éxito le dieron, si es que su salud se lo permite, y todos ellos, con esas historias tan vitales, curiosas e históricas seguirán atrayendo al gran público.

No es el único escritor espía, MaughamMackenzie o el más conocido Greene también lo fueron, pero sin duda es el más traducido, 36 idiomas en cuarenta países y famoso de todos ellos.

Ameno, curioso, divertido, histórico y en ocasiones real, el propio autor en ciertos momentos no sabe discernir si lo contado ocurrió o no.

SALVA G.

Título: Volar en círculos
Autor: John Le Carré
Traducción: Claudia Conde
Editorial: Planeta
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 457 pp.
I.S.B.N. 978-84-08-15586-7

dilluns, 3 d’octubre de 2016

'Las chicas' - Emma Cline


Las chicas, la última novela de la debutante Emma Cline (Sonoma, 1989) está levantando mucho polvo desde su edición. O mejor dicho, mucho antes, ya que se comenta que en la Feria de Fráncfort agentes y editores revoloteaban alrededor de la autora para hacerse con su trabajo, del que se comenta que recibió el adelanto de más de millón y medio de euros por él. Para más Inri ya hay película a la vista, gracias a Scott Rudin, productor entre otras de La red social y El gran  hotel Budapest, que compró los derechos antes de que el libro saliera a la venta.

Pero ¿de qué habla Las chicas?

Año 1969. California. Verano.

Evie es una adolescente que cuenta con catorce años. Vive con su madre tras el divorcio de esta. Viven del dinero que su abuela, una conocida artista les dejó en herencia. Casa grande, sin penurias. Pero tanto Evie como su madre no lo tienen todo. A su madre le falta un hombre a su lado y lucha desesperadamente por ello, ligando con todo aquel que se le pone a tiro. Y Evie resulta una adolescente insegura, solitaria y enfadada con el mundo.

Hasta que conoce a las chicas. HelenDonna, y sobretodo Suzanne.

Juntas vivan en un rancho solitario en una comuna que gira alrededor de Russell, músico y gurú del grupo.

Un acontecimiento marcará sus vidas: el asesinato de varias personas cuando las chicas entran en su casa una noche junto aGuy, otro acólito de Russell.

Todos los indicios nos llevan a que Russell es el mismísimo Charles Manson, las chicas, HelenDonna, y Suzanne sonPatricia KrenwinkelLinda Kasabian y Susan Atkins Guy es Tex Watson. En definitiva, Cline nos está contando el asesinato deSharon Tate y su hijo (la actriz estaba embarazada de ocho meses), su amigo Jay SebrinWojciech Frykowski, guionista amigo deRoman Polanski, novio de Tate y la heredera Abigail Folger, así que como historia no resulta muy original que digamos. Se han escrito infinidad de libros, filmado cientos de películas, documentales intentando vislumbrar la razón de los asesinatos y tratamientos científicos para averiguar si los asesinos estaban bajo los efectos de algo superior a ellos.

Las chicas no profundiza en la historia negra de los hechos, la explicación del asesinato llega en el último tramo del libro y no se recrea en la salvajada que resultó ser, ni siquiera ofrece un juicio para los responsables, lo que la novela quiere destacar es la facilidad con la que una persona normal, venga de donde venga, contando con una clase social alta, media o baja, se puede convertir en un ser despiadado, traspasar esa delgada línea que separa lo angelical de lo demoniaco. Y Evie es ideal para ello.

Contada en dos épocas, el caluroso verano del sesenta y nueve y en la actualidad con una Evie madura que esconde por todos los medios los hechos ocurridos en su adolescencia, Cline nos lleva de la mano de la protagonista, toda la novela está contada en primera persona, a su mundo, un mundo lleno de inquietudes, sueños, fijaciones, odio y terror. Un mundo que confunde, dado que no llegamos a descubrir si la Evie de finales de los sesenta que cuenta su historia es en realidad la Evie de la actualidad puesto que en sus explicaciones de los sesenta habla como si pudiera ver lo que su vida futura le depararía.


Digámoslo alto y claro, y desmintamos lo que el maldito fajín de promoción asegura: el debut más salvaje, magnético y perturbador en muchos años.

La historia no engancha, la principal razón para ello es que ya la conocemos; el relato no tiene nada de salvaje, es más, en el preciso instante en que podría llegar a serlo, la descripción detallada de los asesinatos, no lo es; y la supuesta perturbación que puede llegar a mantenernos en vigilia nocturna tras su lectura consigue todo lo contrario, que durmamos a pierna suelta.

Sí es cierto que la auténtica historia que cuenta Las chicas más allá de uno de los peores hechos ocurridos en América y que cambió el curso de la historia estadounidense tanto o más que lo hizo el once de septiembre años después es retratar a la mujer de aquella época, e incluso de la nuestra (Sasha años después sigue viviendo bajo la opresión masculina) una mujer que vivía bajo el yugo masculino de la sociedad y lo que verdaderamente perturba es comprobar que todas las mujeres que aparecen en el relato resultan tener pocas luces. Todas viven con miedo, por mucho que ir medio desnudas, vivir en comuna y tomar LSD signifique para ellas vivir en libertad.

No nos emocionó tanto como a la crítica generalizada, si bien encontramos en él una técnica depurada por parte de Cline, por momentos críptica, tanto o más que el gran Cormac McCarthy, por momentos tan profunda que Las chicas se torna en un tratado sobre el paso de la adolescencia a la juventud/madurez altamente recomendable. Pero poco más. Suponemos que la búsqueda constante de grandes nombres con mejores obras hace que cuando alguien brilla más de lo normal se ensalce su labor, su nombre y todo aquello que hace y Emma Cline resultó ser esa persona, y Las chicas esa obra.

SALVA G.

Título: Las chicas
Autor: Emma Cline
Traducción: Inga Pellisa
Editorial: Anagrama editorial
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 337 pp.
I.S.B.N. 978-84-339-7958-2

Entrevista a Isabel de Villalonga autora de 'Els sis a Barcelona' (Pirates a la biblioteca)

Com va sorgir la idea d’'Els sis a Barcelona'? Me la va proposar l'editora, Reyes Ferrer. Es tractava de fer uns contes di...